Teléfono: 635 81 6236   Email:galvan@galvanlacados.com
Arenado de barcos, veleros y yates

El arenado, la puesta a punto perfecta para tu barco

Una vez acabado el verano, los barcos permanecen amarrados en el puerto y llega el momento de pensar en el mantenimiento de las embarcaciones. Este es el período del año en el que hay que cuidar más si cabe la embarcación para que no sufra desperfectos y pueda navegar el próximo año en un estado óptimo.

El mantenimiento preventivo es imprescindible para controlar los gastos fijos y los imprevistos que puedan surgir, y debemos incluir no sólo la revisión del motor y otros elementos de la navegación, sino también la pintura y los arreglos del casco.

Dentro de las muchas herramientas y técnicas de limpieza del armazón, una de las más recomendables es el arenado de barcos a través de un chorro de arena seco o húmedo que puede ser aplicado en todo tipo de superficies. El ‘sandblasting’ beneficia la hidrodinámica del buque y garantiza una vida útil más larga para nuestro barco.

Mediante esta técnica de lavado abrasiva se consigue eliminar las cascarillas de laminación, el óxido y las capas de pintura viejas que puedan permanecer en el casco. Un buen trabajo de arenado al finalizar la época estival y la superficie está lista para fijar la primera capa de pintura de protección.

Mantenimiento general

Además de la puesta a punto del cuerpo de la embarcación, llegado el invierno hay que tomar otras medidas de precaución para asegurar un correcto funcionamiento. El plan de conservación debe empezar siempre por poner en seco el buque para limpiar y pintar fondos. A continuación, es necesario comprobar si existe ósmosis y revisar los grifos de fondo, bocina del eje del motor y demás elementos.

Siempre es recomendable seguir las instrucciones del fabricante del motor y cambiar el aceite, filtros, correa y bombas. Las baterías deben ponerse a punto, así como la cadena del ancla, la cubierta y, por supuesto, los chalecos de seguridad y la balsa salvavidas (no se puede olvidar enviarla a una estación autorizada para su revisión).

Con estos consejos, nuestras embarcaciones llegarán al próximo verano lista para volver a navegar.

 

Sin Comentarios

Dejar un comentario