Teléfono: 635 81 6236   Email:galvan@galvanlacados.com

ANTES:

La restauración de muebles antiguos es un proceso delicado y que requiere de la técnica y los materiales de trabajo adecuados. Piezas de tanto valor como este baúl de madera que nos trajeron al taller, puede sufrir daños irreparables si se realiza una restauración no profesional. Este precioso baúl de madera estaba en mal estado de conservación, la superficie estaba muy deteriorada.No sólo la madera necesitaba una restauración completa, sino que los demás elementos, como la fantástica cerradura de metal, también necesitaban un arreglo en profundidad.

Normalmente, para restaurar la madera existen varios procedimientos. Los más comunes son el lijado de la superficie y el arenado. Para materiales tan delicados como la madera, siempre es más recomendable utilizar el chorreado de arena a presión. Es una tácnica mucho más respetuosa con la superficie, y esto es fundamental en piezas de madera de artesanía como los muebles antiguos.

Para este bául de madera, la opción más aconsejable es la del arenado, que nos permite hacer una restauración más delicada y precisa. Debido al estado de deterioro que presentaba este mueble, provocado por el paso de los años y la carcoma, descartamos el lijado de la superficie para no dañarla.

DESPUÉS:

Para restaurar este antiguo baúl de madera con remaches de metal, viejo, carcomido y deteriorado, es necesario un arduo trabajo de restauración. La eliminación de la pintura antigua, para volver a repintarlo, es el primer paso. Para ello, se utiliza la técnica del chorreado de arena a presión, con silicato de aluminio del número 1, que es el más fino e indicado para superficies delicadas como la madera. Con el arenado a presión se limpia la madera y el metal, eliminando la pintura antigua y todas las imperfecciones, golpes o grietas que puedan existir en la superficie.

A continuación, una vez quitada la pintura, el tratamiento anticarcoma resulta fundamental para asegurar su resistencia ante los posibles futuros ataques. Hay que tener en cuenta que este tratamiento protector debe hacerse siempre con los productos indicados para cada tipo de superficie. Por eso, es aconsejable acudir siempre a un profesional que sabrá cómo aplicarlo y cuál utilizar en cada caso.

Después, se tiñe la madera del color solicitado, a gusto del cliente. En este caso, el propietario del baúl quería un color que recordara a la madera antigua, de tonalidad oscura y con mucha personalidad. El siguiente paso en la restauración es aplicar varias manos de barniz con poliutetano acrílico, para que quede el resultado deseado.

CONTACTA CON NOSOTROS
X

Teléfono: 635 81 6236

galvan@galvanlacados.com

Solicita presupuesto