Cómo mantener una piscina perfecta todo el año con el arenado

Estamos a punto de darle la bienvenida oficial al verano y disfrutar de la reapertura de nuestras piscinas, balsas, estanques o lo que utilicemos para refrescarnos y pasar buenos momentos.

Pero esto solo será posible si hemos realizado un correcto mantenimiento dentro y fuera de nuestras piscinas, ya que de lo contrario podemos llevarnos disgustos y sorpresas desagradables, tanto si disfrutas de una piscina privada en tu casa, como si compartes una comunitaria en tu residencial, el mantenimiento es esencial. Y la mejor opción es El arenado.

Es importante que, antes de proceder al cambio del agua y al saneamiento general, preparemos el suelo y las baldosas de la piscina y esto debe hacerse siempre unos meses antes de que abramos las puertas al baño.

El chorreado de arena nos ayuda a poner a punto las piscinas antes de darles una nueva capa de pintura.
Es un trabajo que debe realizarse antes de cambiar el filtro, los azulejos y llenarlas de agua.

Con el tiempo, las paredes del cubículo empiezan a tener grietas que provocan pérdidas de agua. Para prevenir este contratiempo, es recomendable dar una mano de arenado en invierno. De esta forma vamos eliminando las pequeñas imperfecciones que vayan surgiendo y alargamos su vida útil. Y si ya se han detectado grietas considerables y alguna fuga de agua, el chorreado solucionará el problema rápida y económicamente.

El Chorreado a presión

Para la reparación del tanque es necesaria la eliminación de la pintura y el gresite que recubre las paredes y el fondo. Sólo así lograremos que la nueva capa de poliéster y de pintura tenga la adherencia correcta. Y evitaremos que vuelva a escaparse el agua.

Las micropartículas que expulsa la pistola de arena a presión eliminan toda esta capa original de gresite. Además, el arenado borra todo la oxidación, manchas y posibles agujeros de la pared. En el caso de las pisicinas, el chorreado con partículas de vidrio o silicato de aluminio es el más recomendable.

Es totalmente respetuoso con la superficie del tanque y nos aseguramos de que no quedará dañado tras el trabajo de mantenimiento.

Una vez que las paredes y el suelo están limpias y han recobrado un estado original, entonces ya podemos volver a pintar. Lo mejor es aplicar un sellado con barniz antideslizante. Después, siguiendo los pasos marcados para tener una correcta limpieza del agua y la seguridad necesaria, nuestra piscina estará perfecta.

¡Y a disfrutar de nuestro baño!

Y es que, aunque a veces lo deseemos, las piscinas no se limpian solas. Pero el trabajo de mantenimiento no tiene por qué ser pesado y caro. Si confías en profesionales expertos, tu verano será perfecto. Si necesitas más información sobre cómo mantener una piscina limpia o tienes que repararla, contacta con nosotros y te asesoraremos.

La importancia del agua

El agua es una vía ideal para la reproducción de bacterias, hongos y microorganismos, responsables de enfermedades e infecciones que se pueden agravarse. Es por eso que las piscinas deben llevar un correcto mantenimiento durante y después de su uso, por no decir todo el año y no esperar a ese último momento.

Para evitar disgustos con tu piscina y puedas tenerla lista para disfrutarla este verano, te daremos algunos tips que esperamos te sean de mucha utilidad.

Cómo hacer el mantenimiento de las piscinas

Los trabajos destinados para el mantenimiento de piscinas que permiten el disfrute del baño sin poner en riesgo la salud de los usuarios deberán hacerse todos los días.
Existen dos elementos importantes y que están estrechamente relacionados:

El cloro y el pH.

El cloro es sumamente importante, ya que hace posible que el agua esté limpia de gérmenes (bacterias y demás microorganismos), viene a ser un desinfectante y evita problemas en la salud de los bañistas.
Pero el cloro bien va de la mano con el pH, solo no sirve de nada.

El ph es el responsable de la alcalinidad y acidez del agua. Deberás mantenerlo en los niveles adecuados, si no el cuerpo del bañista reaccionará a la presencia de esa alcalinidad o acidez, provocando que los ojos se pongan rojos, empiece a picar la piel, la garganta y las fosas nasales se irriten, etc.

Pero también afectará sobre el resto de las sustancias y productos químicos que vertemos en el agua para desinfectarla y que esté transparente.

Así que es muy importante evitar cometer errores con el uso y medidas del ph y cloro. Un pH erróneo desestabilizará los niveles de cloro y el agua se llenará de microorganismos que harán imposible el baño.

Pasos para el cloro y ph en tu piscina

  • Comprobar el pH del agua y regular el nivel para que este se encuentre entre 7,2 y 7,2.
  • Analiza el cloro de la piscina y normalizar sus niveles, los cuales deben estar entre 1.0 y 1.5 ppm o partes por millón.
  • Retira las hojas y los restos de suciedad (polvo, insectos…) que se acumulan diariamente sobre la superficie de la piscina.

Para esto también es muy necesario conocer la capacidad de agua de la instalación y los metros cúbicos del agua, ya que, en función de ello, la cantidad de productos químicos que echaremos será distinta.

Para calcular los metros cúbicos del agua de tu piscina, es necesario saber la capacidad de tu piscina, y ésta dependerá del tamaño y de la profundidad que tenga.

Para esto, se suele aplicar una fórmula que tiene en cuenta el largo de la piscina, el ancho y la profundidad.
Puedes calcularlo únicamente sabiendo la profundidad que presenta en su parte más baja y en la más honda. La suma de dichas medidas se divide entre dos, y ahí tendríamos el volumen de acuerdo a la capacidad.

Es muy importante que sepas como calcular el volumen de agua en tu piscina para que puedas realizar el tratamiento a medida y con los productos químicos adecuados.

Aquí con más detalle el cálculo para cada tipo de piscina.

  • Volumen de una piscina ovalada: Se calcula multiplicando: Largo x Ancho x Profundidad media x Coeficiente (0.89).
  • Volumen de una piscina rectangular: Se calcula multiplicando: Largo x Ancho x Profundidad media.
  • Volumen de una piscina redonda: Se calcula multiplicando: Diámetro x Diámetro x Profundidad media x Coeficiente (0.785).

Total litros de agua = (Nuestro dato Volumen calculado) m3 x 1.000 Litros/m3 = Total litros de agua que tiene la piscina. 
*El resultado será en metros cúbicos de agua.

Los niveles de pH y de cloro como mencionamos, son muy importantes, pero existen más factores a cuidar:

La Alcalinidad total (TA) es la capacidad del agua para mantener el pH en un nivel adecuado. Debes analizarla una vez a la semana en un rango ideal de 60 a 120 ppm.

Sobre el Cloro residual libre, es la cantidad de cloro activo en el agua, se tiene que analizar todos los días De 0,5 a 2 ppm.

La dureza del calcio (CH) es la cantidad de calcio disuelto en el agua. Debes analizarla una vez a la semana en un rango Aceptable de 200 a 1.000 ppm e Ideal: de 200 a 500 ppm.

En cuanto al estabilizador de ácido cianúrico (CYA) que viene a ser la medición de la capacidad del cloro de ser protegido de los rayos ultravioletas del sol (estos rayos disminuyen el cloro del agua de la piscina) haz de analizar dos veces a la semana en un rango ideal: de 20 a 50 ppm No exceder 100 ppm.

Limpieza correcta de piscinas

Te explicaremos los pasos que hay que llevar a cabo, tanto si has practicado el “invernaje” (tratamiento químico para mantener la piscina durante el invierno), como si no.

Puesta a punto

No es suficiente con añadir cloro u otros productos químicos desinfectantes al agua.

Los productos químicos no mantendrán las hojas y los insectos fuera del agua, ni mantendrán limpias indefinidamente las paredes y el suelo.

Además de utilizar cloro u otros productos químicos para mantener la limpieza de tu piscina, es absolutamente necesario practicar una desinfección regular y completa de la propia construcción.

Para la puesta a punto de una piscina pequeña o grande deberás tener en cuenta:

  1. Limpiar las paredes y el fondo del vaso
  2. Lavar el sistema de filtrado en profundidad y los skimmers
  3. Rellenar la piscina
  4. Regular el valor del pH del agua de la piscina
  5. Aplicar el tratamiento para el agua, sea de cloro o sal
  6. Mantenimiento del agua transparente y sin algas

Respecto a las instalaciones

Sistemas de Filtración del agua

En el sistema de filtración, son varios dispositivos que se encargan de clarificar el agua y filtrarla reteniendo esas partículas que no queremos que estén y devolviendo un agua totalmente limpia.

Es muy importante entender la función de cada elemento; Skimmers, el sumidero, boquilla de aspiración, boquillas de impulsión, la bomba, la válvula, el prefiltro y filtro, el cuadro eléctrico y el sistema de tuberías.

Tiene las siguientes características:

El sistema de filtrado de tu piscina: Si tu piscina está rodeada de árboles, césped o arena, necesitará de mayor mantenimiento a diferencia que si está rodeada de cemento o madera, o protegidas con pérgolas o encerradas.

  • La cuantía de agua que es capaz de aspirar e impulsar se denomina “caudal” y que ira en relación al volumen de la piscina: El tiempo adecuado de la depuradora, sería que al menos pasemos todo el agua dos veces por el filtro durante el día.
  • El encendido de una depuradora suele estar entre 4 y 6 horas al día, si vemos impurezas y manchas, pues lo subiremos a 7 – 8 Horas.
  • La bomba es el elemento más importante de toda la instalación.
  • El tamaño del filtro debe de ir con relación a la potencia de la bomba de la pila.
  • En las piscinas más modernas encontraremos una válvula o llave de 6 vías junto al filtro que controla las distintas operaciones de mantenimiento en el circuito; las cuales son  lavar, el enjuague, vaciado,  recirculación o by-pass.
  • Para el mantenimiento del filtro has de tener en cuenta que cuanto más lento sea la velocidad del flujo del agua qué pasa por el filtro, mejor será el filtrado.

Filtros

  • Filtro de cartucho: limpia el filtro siguiendo las instrucciones del filtro.
  • Filtros de diatomeas: sigue las instrucciones del filtro para el lavado a contracorriente.
  • Filtros de arena: enjuaga el filtro a contralavado cuando la presión aumente de 8 PSI a 10 PSI a partir de la lectura inicial.

Sistema de circulación del agua:

  • Debes asegurarte que todos los equipos funcionen correctamente y estén colocados correctamente en su lugar.
  • Limpia el filtro con químicos al menos dos veces cada estación.
  • Enciende la bomba y el filtro por lo menos entre 4 y 8 horas por día.
  • Limpia las canastas recolectoras y los coladores de pelos y pelusas (en bomba).
  • Tipos de limpiafondos de piscina
  • Tenemos los limpiafondos manuales. Es la opción más económica y requiere un mayor esfuerzo físico y tiempo. No sirven para eliminar esas partículas muy pequeñas que no puede retener el filtro.
  • Los limpiafondos de batería e hidráulicos. Son capaces de moverse en la pila de forma autónoma. Para aquellos vasos con mucha pendiente no son recomendables, ya que están diseñados para fondos con poca inclinación y planos.
  • Y los limpiadores eléctricos. Son la opción más cara pero son adecuados para todo tipo de superficies, también pueden llegar a subir las paredes del vaso.
  • Además, son bastante silenciosos y se puede programar. Con este la limpieza suele ser más efectiva.

Mantenimiento de tu piscina en invierno

Y para cuando el verano se vaya despidiendo y estés pensando en como cuidar de tu piscina durante el invierno, te decimos que si tomas las medidas correctas antes de la época invernal, lograrás reducir los costes y abreviar el tiempo de puesta en marcha el siguiente año.

Debes tener en cuenta que no todas las piscinas requieren del mismo tipo de atención ya que se considera la frecuencia de uso, estructura, clase de agua y la  técnica de desinfección de cada piscina.

Para preservación del agua con cloro y la conservación del agua salada se requieren de procedimientos y productos distintos. Es por eso, fundamental saber qué mantenimiento necesita cada tipo de piscina.

¿Cómo protejo la piscina en invierno?

Mientras tú disfrutas el calor del interior de tu hogar en esta estación, las construcciones padecen lluvias constantes, acumulación de nieve y los vientos fuertes que no tienen clemencia con las edificaciones. Para esto cubrir la piscina con una lona es una de las mejores maneras de cuidar su estructura.

Una manta solar no soportaría la primera helada del invierno, así que esta la usarás solo en la estación indicada. También están las mantas térmicas o cobertores de verano que ralentizan la evaporación del agua y retienen la temperatura para evitar que se pierda el calor durante la noche. Son perfectas para los sitios con gran amplitud térmica.

Una virtud más al cobertor de invierno es la seguridad que nos brinda al poder evitar que niños, animales u objetos caigan directamente al agua.

Las lonas de invierno previenen que los desechos orgánicos e inorgánicos caigan dentro de tu piscina evitando que se proliferen microorganismos, como algas, bacterias y hongos. Por lo que se minimiza el uso de sustancias químicas para desinfectar el agua.

En ambos casos, los cobertores para piscinas conservan muy bien el estado del agua en tu piscina. Eso supone menos mantenimiento y, consecuentemente, menos gastos en productos de limpieza, calefacción y agua.

Para tapar la piscina para la llegada del invierno

A pesar de existir diferentes tipos de cobertores para piscinas, las instalaciones son parecidas.

Te recomendamos bajar un poco el nivel de agua y acondicionar las tuberías para que no se congelen con las temperaturas bajas y no olvidar retirar el equipo de limpieza, los accesorios decorativos de la intemperie, y conservarlos en un lugar protegido de la luz.

  • Primero, deberás limpiar la piscina y el filtro, luego verificar que el pH esté equilibrado, es decir, entre 7,2 y 7,6.
  • Luego, extiende la lona y sujeta el cobertor a los bordes con los orillos perimetrales. (Es mejor que optes por los anclajes de acero inoxidable por su duración y resistencia).

Algunas lonas de invierno también cuentan con barras de seguridad que ayudan a mantener la piscina bien tapada y protegida.

También existe una opción más práctica y a la vez un poco más costosa, son los cobertores de piscina automáticos o terrazas móviles.

Estos deben ser instalados por especialistas ya que se activan por un mando diostancia o con un botón. Es una inversión muy inteligente porque, además de lucir muy bien, podrás cubrir y destapar la piscina cuantas veces desees sin esfuerzo extra alguno.

¿Puedo dejar vacía la piscina en invierno?

Algunas personas deciden vaciar la piscina antes de la temporada invernal para disminuir el gasto en mantenimiento, pero este podría ser un error y esa decisión puede resultar aún más costosa.Lo más probable es que deban desembolsar una suma importante para restaurar la piscina al año siguiente y por lo tanto, no ahorrar nada de dinero.

Con las construcciones al aire libre, el deterioro es mucho más rápido y grave que cuando dejas de dar mantenimiento al interior de una casa.

Imagina cómo lucirá tu piscina vacía después de seis a ocho meses. El clima suele generar daños estructurales serios.

Los azulejos rotos, las paredes descascaradas y las filtraciones de agua podrían ser algunos de los primero problemas que debas resolver.

En cambio si mantienes la piscina llena en época invernal es probable que, debas hacer reparaciones pequeñas, pero serán más fáciles de afrontar y mucho más económicas.

Así que no es nada aconsejable abandonar tu piscina durante el resto del año.

Ten en cuenta estos consejos mantenimiento de piscinas en invierno

Ahora que ya sabemos que conservar el agua de la piscina todo el año es importante y más económico, también requiere tiempo y atención.

Los especialistas en mantenimiento de piscinas recomiendan dos vías posibles:

Mantener la piscina durante el invierno igual que durante el verano. (No es aconsejable en sitios donde el agua suele congelarse, y además demanda bastante esfuerzo).

La hibernación de la piscina, que es la opción más conveniente.

Hibernar la piscina significa tratar el agua con un producto llamado invernador, que preserva las condiciones de la misma.
El invernador se vierte cuando las temperaturas descienden a alrededor de 14°C para que los microorganismos no se reproduzcan.

En resumen, el mantenimiento de piscina durante el invierno más conveniente es el invernaje, de esta manera sólo debes controlar el estado del agua cada dos o tres semanas y el tiempo de filtrado con la cantidad de sustancias químicas usadas son menores a los de la época estival.

Mantenimiento de piscina con agua salada en invierno

La electrólisis salina es una técnica de desinfección de piscinas que utiliza sal en lugar de productos químicos. Este sistema alarga la utilidad del agua y disminuye al mínimo la necesidad del mantenimiento de piscina salina durante el invierno.

Mantenimiento de piscina con clorador salino durante el invierno

El mantenimiento invierno piscina salada es muy sencillo, así que no será necesario que contrates a un especialista.

Te explicamos cómo hibernar una piscina de sal

  • Primero debes hacer una limpieza general, controla el pH, la dureza y la alcalinidad del agua. Luego, comprueba los niveles de sal.
  • Antes de desplegar la cobertura de invierno, algunos fabricantes aconsejan desconectar el clorador salino y agregar un producto hibernante que no dañe el dispositivo. Otros sugieren mantener el motor encendido para que no sufra averías. En este caso, puedes desestimar el uso del invernador ya que la piscina seguirá generando cloro.
  • Debes tener en cuenta que cada instalación y piscina son distintos.
  • Mantenimiento piscina cloro en invierno
  • Las piscinas con cloro suelen ser más trabajosas que las de agua salina. Empieza por limpiar los filtros y comprobar el pH. Luego, aplica clarificador y alguicida o pastillas con función desinfectante.
  • Una vez que la piscina esté preparada, extiende la lona de invierno sobre la superficie sujetándola con firmeza. Podrías colocar una malla para remover las hojas y ramas con más facilidad.
  • Es recomendable que la piscina permanezca cubierta la mayor parte del tiempo.
  • La electrólisis salina evita que el agua se pudra. Si cuidas tu piscina con cloro, pasa o activa el limpiafondo cada quince días para que eso no suceda.
  • Debes filtrar el agua regularmente para que el tratamiento con cloro tenga mejores resultados.
  • Para la conservación. Existen varios métodos para conservar el agua durante el invierno y que pueda ser utilizada la siguiente temporada y por supuesto eso nos permitirá ahorrar dinero.

El más común es mantener el depurado durante todo el año, puedes rebajarle el tiempo total a una hora u hora y media diarias. Igualmente, también tendrás que reducir la cantidad de cloro que vas a echar.

Otro de los sistemas más empleados en la actualidad que suelen ser cómodos y baratos es el invernaje. Está basado en un dosificador con una serie de productos químicos que se irán suministrando periódicamente hasta agotarse (La piscina debe estar completamente tapada para evitar que se ensucie).

También esta opción un poco menos recomendable por el importante gasto económico, ya que, habrás de vaciar por completo el agua de la piscina (debe usarse cuando no haya más remedio). Después de ello, debes limpiar las paredes, especialmente antes de volverla a llenar, así como los filtros y la depuradora.

Importante tener en cuenta algunas recomendaciones para el adecuado mantenimiento de piscinas ante COVID19

A pesar de que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC ) manifiesta que es poco probable el contagio por Covid-19 en el agua.

También existe un documento de referencias y recomendaciones publicado por el Ministerio de Sanidad
En resumen:

  • Los riesgos de contagios asociados al COVID-19 están relacionados con la interacción entre las personas que acuden a las piscinas. Las medidas más eficaces siguen siendo el distanciamiento social y el refuerzo de la higiene de manos y respiratoria.
  • La limpieza y desinfección diaria de superficies y zonas comunes es indispensable para evitar la propagación del virus.
  • Para poder eliminar el virus se debe mantener correctamente el tratamiento y niveles de desinfectante residual en el agua de los vasos y duchas.
  • Debemos prevenir la transmisión del virus entre los usuarios y trabajadores, para esto se debe cumplir las medidas de distancia social, las normas de higiene y aplicar los criterios técnicos de mantenimiento, limpieza y desinfección.

También se han puesto en marcha diferentes recomendaciones que, aunque están dirigidas para la apertura de piscinas para uso deportivo y piscinas recreativas, es interesante conocerlas para el ámbito privado

Algunos problemas y soluciones para el cuidado de piscinas

Si el agua de su piscina se pone verde, y tiene que lidiar con restos de algas adheridos a las paredes.

Te damos algunas soluciones:

  • Si se torna el agua verde: es por la presencia de algas en agua y paredes. Tendrás que realizar un tratamiento de choque: Es decir, verter alguicida, lavar el filtro y limpiar en profundidad las superficies donde estén adheridas las algas.
  • Si se pone al agua turbia: es la presencia de cal en el agua y de partículas en suspensión. Puedes añadir floculante al agua para que el filtro absorba las partículas.
  • Si el agua se vuelve blanca: Te está indicando de que el agua tiene demasiada cal. Tienes que recurrir a un antical y regular el pH.
  • Antes de proceder a colocar la lona, debes limpiarla a conciencia, independientemente de que se haya realizado tras ser quitada en verano.
  • Presencia de hongos: El exterior de tu piscina podría ser el festival de cultivo perfecto de algunos microorganismos como los hongos. Será necesario que emplees un fungicida sobre estas superficies, ya que, es vital para impedir su aparición y contagio.
  • Es recomendable usar un cobertor opaco para evitar que traspasen los rayos del Sol hasta el agua y puedan aparecer hongos.
  • Si el agua está excesivamente sucia no debes vaciar la piscina a través del filtro ya que lo obstruirá. Es mejor usar una bomba de vaciado.

Recuerda que, vaciar la piscina por completo nunca será buena idea.

¡Pon en práctica estos consejos y ahorrarás dinero y tiempos!

Cuando finalice el invierno, verás que habrás ahorrado mucho tiempo y dinero si has mantenido la piscina llena. Cuando vayas a remover el cobertor de la piscina, descubrirás que el agua de la piscina está todavía en buenas condiciones.

Procede a hacerle una limpieza ligera, ¡y ya puedes volver a disfrutar de ella!

Si aún te queda alguna duda sobre los parámetros indicadores de calidad del agua para tu piscina privada o comunitaria.

Te dejamos este enlace en donde puedes encontrar toda la Información oficial del Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, en el cual se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas.

También aquí podrás encontrar el INFORME SOBRE TRANSMISIÓN DEL SARS-CoV-2 EN PLAYAS Y PISCINAS y además Todas las Recomendaciones para la apertura de la actividad en las piscinas tras la crisis de COVID19

Enviar
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! 👋
Cuéntanos como podemos ayudarte